Durante este tiempo de distanciamiento social, Internet continúa desempeñando un papel importante en nuestra manera de comunicamos.

En relación con aquellos que tienen acceso a Internet, muchos han encontrado las maneras de continuar vinculándose virtualmente con su comunidad. Sin embargo, con una pantalla entre nosotros y los demás, puede ser fácil distanciarnos de los problemas que tienen poco o ningún impacto en nuestra vida cotidiana. Esta desconexión puede colocar a las personas con experiencias diferentes a las nuestras en la categoría del “otro”. Desde comentarios que se perciben como “fuera de lugar” hasta la imposición de daños físicos, la falta de empatía por las personas con identidades marginales contribuye a facilitar que se les haga daño.

Empatía significa comprender y ser capaz de identificarse con los sentimientos o las experiencias de otra persona. Extender y ejercitar la empatía es un factor de protección necesario contra la violencia sexual. Cuando practicamos la empatía, tratamos de ver las cosas desde el punto de vista de otra persona e imaginar cómo se siente. La empatía se puede usar para despertar un cambio social positivo. Tener consciencia plena de nuestras palabras y acciones en Internet es un paso para romper las normas sociales que permiten que continúe la violencia interpersonal en todas sus formas.

Así es como puede practicar la empatía en Internet y hacer que los espacios en línea sean más seguros e inclusivos:

Use el Internet para salir de su zona de confort. A veces, cuando no compartimos experiencias con otras personas, puede ser difícil relacionarnos. Parte de la empatía es reconocer que no podemos comprender plenamente la experiencia de vivir una vida diferente a la nuestra, pero aún podemos trabajar para relacionarnos con otras personas. Es imposible entender completamente por lo que está pasando otra persona. Todos estamos moldeados por una combinación única de experiencias que están influenciadas por nuestra raza, clase social, etnia, orientación sexual, género, religión y muchos otros factores.

¡Pero el Internet está lleno de información! Puede usarlo como una herramienta para crear empatía con personas de diferentes comunidades. Ahora esto es más importante que nunca, ya que a las personas blancas, las de transmisión racial y las personas no blancas de color se les pide que comprendan mejor la experiencia única de ser una persona negra en Estados Unidos. Mire videos, lea historias y artículos, juegue juegos y use videos en vivo o chatee en vivo con personas de diferentes procedencias de la vida.

Forme parte de un movimiento y busque puntos en común. Las redes sociales han ayudado a promover y crear un cambio social con hashtags como #MeToo, #BlackLivesMatter y #BelieveSurvivors. Estos hashtags han sacado a la luz las realidades vividas por personas que han sufrido diferentes formas de opresión. Con respecto a los sobrevivientes de violencia sexual específicamente, los movimientos en Internet también les han dado a ellos y a sus seres queridos la oportunidad de encontrar el apoyo mutuo. La empatía tiende a ser más fuerte entre las personas con quienes compartimos experiencias comunes, pero eso no significa que solo debamos vivir y existir en nuestra zona de confort.

Y si bien los puntos en común se pueden encontrar en la lucha, también se pueden encontrar en las actividades y en los pasatiempos cotidianos. Las comunidades en Internet orientadas a intereses específicos pueden preparar el escenario para niveles más altos de empatía entre los miembros.

Extienda la empatía en la sección de comentarios. Eche un vistazo a los comentarios de las redes sociales, y es probable que encuentre una gran cantidad de acoso y otras actitudes y comportamientos agresivos. Sin embargo, podemos extender la empatía a la sección de comentarios. Si alguien manifiesta que está atravesando un momento difícil o publica sobre una causa social que le apasiona, tómese el tiempo para aprender al respecto y expresar su apoyo como un aliado.

Cuando escuchamos activamente a los demás, particularmente a aquellos en comunidades marginadas, y reconocemos que nuestros propios privilegios afectan nuestra manera de ver sus luchas, podemos ayudar a prevenir la violencia. Expresar empatía y preocupación por el otro disminuye el riesgo de violencia y promueve la seguridad en nuestras comunidades, tanto en las redes como fuera de ellas.

Este blog es parte de la iniciativa “A todos les importa”.

¡Compartir es cuidar! Revise nuestra política de distribución.

Escape